• LinkedIn Social Icon
  • Facebook Social Icon

© 2017 COMPENDIO S.A.C.

info@compendio.pe  

Daniel A. Carrión 442, Magdalena del Mar LIMA 21

 

Menos es más.

Cómo integrar la capacitación en las líneas de carrera de la empresa

En épocas en donde cada vez resulta más difícil retener el talento y evitar la rotación de personal, implementar líneas de carrera es una excelente opción para fidelizar a nuestros colaboradores, al tanto que también se generan competencias acordes con las necesidades de la empresa, por tal razón,  no podemos hablar de línea de carrera sin tener en cuenta un bien armado programa formativo. A continuación te presento 5 consejos básicos para integrar ambos procesos.

 

1. Agrupa a los colaboradores según cargos y niveles

 

Crear una línea de carrera diferenciada para cada colaborador es inviable sobre todo en empresas con mucho personal y en los cargos de menor jerarquía, por ello te sugiero partir de los cargos ya existentes y asignarles niveles. Por ejemplo en la rama comercial podemos ir desde el nivel “asesor de venta” hasta el de “gerente de venta”, pasando por el “supervisor zonal” y  el “territorial”. Cada uno de estos niveles tiene sus propios cursos y requisitos mínimos para poder pasar al siguiente.

 

2. Interrelaciona los cursos de manera coherente

 

Busca un equilibrio entre conocimientos internos de la organización con el desarrollo habilidades para el trabajo. Siguiendo con el ejemplo de la rama comercial, entrelazar cursos sobre el producto y el proceso de venta con cursos sobre orientación al cliente y/o técnicas de ventas generaría un buen balance.

 

Asimismo, relaciona los cursos entre si ya sea haciendo menciones al interior de los contenidos o definiendo relaciones de dependencia (pre-requisito). De esta manera le darás coherencia a tu programa y una ruta clara a seguir para los colaboradores.

 

Siguiendo con el ejemplo, se puede establecer como requisito para llevar el curso de “proceso de venta” el tener completado el curso de “producto” en el entendido que la explicación del proceso de venta se hace sobre la base de los productos de la empresa. 

 

3. Establece evaluaciones independientes de los cursos

 

Estamos acostumbrados a evaluaciones que se realizan inmediatamente después de la finalización de un curso, sin embargo, estas evaluaciones son poco fiables, debido a que es fácil acertar con las respuestas sobre contenidos que acabas de revisar.

 

Lo efectivo es medir qué tanto se ha interiorizado la capacitación transcurrido un tiempo. Por ello te sugiero crear evaluaciones que agrupen a más de un curso y sean una actividad independiente de los mismos. 

 

Por ejemplo, puedes crear una evaluación de entrada para medir con qué parten los colaboradores, una evaluación a la mitad del plazo límite del programa formativo que considere los cursos avanzados a la fecha, y una evaluación sobre el final que abarque todos los cursos. Un consejo extra: realizar preguntas que integren los diferentes contenidos. 

 

4. Automatiza

 

Te puedes perder en un laberinto de fechas y correos de recordatorio si no dispones de alguna herramienta de tipo e-learning para la gestión de tu programa formativo. 

 

Te sugerimos COMPENDIO, que cuenta con un módulo denominado “Malla” el cual permite crear paquetes de cursos para los distintos niveles de tu programa. Con esta herramienta  los colaboradores pueden acceder desde su dispositivo móvil o pc al tiempo que el sistema les va indicando las actividades que tienen que realizar, por su parte el gestor del programa puede monitorear el avance a través de los reportes. 

 

5. Establece plazos flexibles y otorga autonomía

 

Para evitar tener que reprogramar constantemente los cursos, dale la libertad a los colaboradores de avanzar a su propio ritmo, permitiéndoles contrastar su nivel de avance  con los plazos que tienen disponible.

 

El uso de notificaciones automáticas por correo es una gran herramienta, en nuestra experiencia los mensajes de “próxima finalización de curso” generan picos de cumplimiento. Importante también es que los usuarios puedan realizar los cursos incluso fuera de las fechas límite, pero sin dejar de identificar claramente a quienes cumplen en sus fechas y quienes no. 

 

Aquí lo tienes, una manera práctica de combinar la experiencia laboral que van acumulando los colaboradores con la necesaria formación en conocimientos y habilidades para poder escalar y desarrollarse al interior de la organización.
 

Etiquetas:

Please reload